Enanos

Enanos

Era un señor tan chiquito que le olía a pies.

Seguir Leyendo

Enanos

Era un hombre tan enano, pero tan enano, que cuando se sentó en una moneda de 25 centavos le sobraban 24 centavos.

Seguir Leyendo

Enanos

Era un hombre tan enano, tan enano que hacia el hula hoop dentro de una moneda de 25 pesetas.

Seguir Leyendo

Enanos

Era un hombre tan enano, tan enano, que para subirse en una moneda de un céntimo tenía que utilizar ascensor.

Seguir Leyendo

Enanos

Este era un señor tan enano, tan enano, que cuando se murió en vez de irse al cielo, se fue al techo.

Seguir Leyendo

Enanos

Era un hombre tan pero tan pequeño que cuando se sentaba en el suelo, los pies le quedaban colgando.

Seguir Leyendo

Enanos

A un tipo lo criticaban por ser tan chico y él se excusaba:
¡No soy chico, sino que los zapatos son muy profundos!

Seguir Leyendo

Enanos

¿Cuál es el colmo de un enano?
Tirarse de un edificio y quedarse colgado del andén.

Seguir Leyendo

Enanos

¿Cuál es el colmo de un enano?
Que cuando se saca una foto carné se le vean los pies.

Seguir Leyendo